Entre somier y base tapizada, ¿qué diferencias hay?


El primero consta de una estructura metálica con láminas transversales visibles y normalmente fabricadas en madera. 

Los somieres son soportes flexibles que permiten una buena ventilación por lo que resultan idóneos para camas de baja transpirabilidad, como las de látex por ejemplo.

La base tapizada, por el contrario, consta de un tablero de madera recubierto de gomaespuma que se tapiza en un tipo de tejido dependiendo del modelo (polipiel, microfibra, 3D, terciopelo…) 

Las bases tapizadas son soportes más rígidos, aportan mayor firmeza y ayudan a alargar la vida útil del colchón al prevenir la aparición de deformidades en éste. Son ideales para la mayoría de colchones excepto los de látex.